~ Yael ~

Serie El Lado Femenino De La Biblia

Yael

El Lado Femenino de La Biblia


       



Yael יעל

(Jael)

 

La historia de Jael se desarrolla en el año 1316 a. d. m. aproximadamente.

 

El nombre original de ésta mujer es Yael יעל, que significa cabra montés (como trepando).  La cual tiene como raíz la palabra Yael que significa ascender; figurativamente ser valioso (objetivamente útil, subjetivamente beneficiado):-aprovechar, mejorar, provecho, provechosamente, servir, útil.

 

Nota: Es importante no confundir con el nombre Yoel que significa el Eterno es el Poderoso, y que se ha tomado el nombre de Yael para usarlo en femenino con el mismo significado. Sin embargo no son las mismas palabras. El nombre de Yoel se escribe י ו א ל (izq-der: yud, vav, álef, lámed) pero para el nombre de Yael י ע ל como vimos son otras letras (izq-der: yud, áyin, lámed), por lo tanto no son la misma palabra con el mismo significado sino dos distintas.

 

Con el significado del nombre de Yael aclarado veremos que tiene mucho que ver con su personalidad.

 

Después de que Barak le pide a Débora que lo acompañe a cumplir su misión en contra del ejército de Jabín sucedió en la batalla:

 

Jueces 4:10  Y Barac reunió a Zabulón y Neftalí en Cedes, y subió con diez mil hombres a su mando. Y Débora subió con él. 11  Heber ceneo, de los hijos de Hobab, suegro de Moisés, se había apartado de los ceneos y había puesto su tienda junto al encinar de Saanaim, cerca de Cedes. 12  Llegó, pues, la noticia a Sísara de que Barac hijo de Abinoam había subido al monte Tabor. 13  Sísara reunió sus 900 carros de hierro y toda su tropa, desde Haroset Goim hasta el arroyo Cisón. 14  Entonces Débora dijo a Barac: "Levántate, porque éste es el día en que el Eterno ha entregado a Sísara en tus manos. ¿No ha salido el Eterno delante de ti?" Y Barac descendió del monte Tabor y los diez mil hombres en pos de él. 15  Y el Eterno desbarató a Sísara, y a todos sus carros y su ejército, a filo de espada ante Barac. Y Sísara descendió de su carro y huyó a pie. 16  Barac siguió los carros Y el ejército hasta Haroset Goim. Y todo el ejército de Sísara cayó a filo de espada, hasta no quedar ni uno. 17  Sísara huyó a pie a la tienda de Yael, esposa de Heber ceneo; porque había paz entre Jabín rey de Asor y la casa de Heber ceneo. 18  Salió Yael a recibir a Sísara, y le dijo: "¡Ven, señor mío! Ven a mí. No tengas temor". Y él fue a su tienda, y ella lo cubrió con una manta. 19  El le dijo: "Te ruego que me des un poco de agua, que tengo sed". Ella abrió un odre de leche, le dio de beber, y lo volvió a cubrir. 20  Y él le dijo: "Quédate a la entrada de la tienda; si alguno viene y te pregunta si hay alguien aquí, responderás que no". 21  Y Yael, esposa de Heber tomó una estaca de la tienda y un mazo. Vino calladamente cuando él estaba exhausto y cargado de sueño; le hincó la estaca en la sien y lo clavó en tierra. Y así murió. 22  Cuando Barac perseguía a Sísara, Jael salió a recibirlo, Y le dijo: "Ven, y te mostraré al hombre que buscas". El entró donde ella estaba, y vio a Sísara muerto con la estaca en la sien. 23  Así abatió Dios aquel día a Jabín rey de Canaán, ante los israelitas. 24  Y la mano de Israel empezó a fortalecerse contra Jabín rey de Canaán, hasta que lo destruyeron.

 

Antes de hablar de las acciones de Yael veamos un poco de su origen. Sobre de qué linaje venía no hay mucha certeza, la Escritura no lo menciona, sólo nos dice de quién era esposa, lo cual ya nos ayuda mucho. El esposo de Yael dice la Escritura que fue Heber ceneo, los ceneos, o más correctamente los Kanitas, fueron una descendencia que viene de Abraham con Keturá la mujer que tomó después de la muerte de Sarah (Génesis 25:1-6) De esos descendientes de Ketura, específicamente de su hijo Madián viene el famoso Jetro suegro de Moisés, y  se tienen registros de que Jetro es el padre de los kenitas, de donde viene Jeber el esposo de Yael

 

Jueces 1:16  Y los hijos del ceneo, suegro de Moisés, subieron de la ciudad de las palmeras con los hijos de Judá al desierto de Judá, que está en el Neguev cerca de Arad; y fueron y habitaron con el pueblo.

Jueces 4:11  Y Heber ceneo, de los hijos de Hobab suegro de Moisés, se había apartado de los ceneos, y había plantado sus tiendas en el valle de Zaanaim, que está junto a Cedes.

 

Con esto tenemos dos posibilidades sobre Yael, una que haya sido una mujer kenita descendiente de Abraham con Keturá, que estaba con su esposo y se fueron a vivir a Zaanim en  Kadesh de Neftalí, o bien que ahí haya sido tomada Yael como esposa. La otra posibilidad es que Yael haya sido una mujer israelita que se casó con un kenita. Recordemos que el momento en el que aparece Débora como juez sobre Israel el pueblo se encontraba en un estado de decadencia espiritual, en varias ocasiones en el libro de los jueces encontramos ésta frase: Jueces 17:6  En aquellos días no había rey en Israel; cada uno hacía lo que bien le parecía. Así que sin dirección no era de extrañarse que algunos hombres o mujeres ya no se casaran con personas de sus tribus, así si Yal era israelita bien pudo haberse casado con un kenita.

Además en esos tiempos los kenitas vivían en paz entre los israelitas, y los kenitas eran considerados parte de la descendencia de Abraham, por lo tanto no estaba prohibido emparentar entre sí, muestra de ello tenemos a Moisés, quien tomó una mujer descendiente de los kenitas, Tziporáh (Séfora), y ésta descendencia no estaba entre los pueblos prohibidos como los cananeos, los moabitas o amonitas.

 

Con ésta información ampliamos un poco más sobre quién pudo haber sido ésta mujer Yael. Ahora veamos lo que hizo.

 

Sus actos nos ponen a pensar en varios puntos críticos. Dice la Escritura en el capítulo 17  Sísara huyó a pie a la tienda de Yael, esposa de Heber ceneo; porque había paz entre Jabín rey de Asor y la casa de Heber ceneo.

 

Si había paz, por qué Yael lo engañó para poder matarlo? Matar a Sísara fue una intensión que aparentemente tuvo Yael desde el momento en que lo vio. No es honroso que una mujer casada introduzca a un varón a su casa sin estar su esposo presente, y aparentemente Jeber esposo de Yael no se encontraba en el lugar. Por encima de esto hay algo más que podemos pensar dados los hechos, y es que seguramente Yael era una mujer independiente, es decir, que ella tenía su propia tienda, lo que nos lleva a pensar que seguramente no era la única esposa de Jeber, ya que en las familias polígamas las mujeres tenían cada una su tienda en la que habitaban con sus hijos.

 

Como hemos hablado no podemos asegurar sobre el origen de Yael, ya sea kenita o Israelita, sin embargo vemos que ella tuvo que decidir o por librar a los cananeos o apoyar a los hebreos, evidentemente el hecho de que sísara haya llegado hasta su casa la puso en esa situación, pero vemos que ella fue muy determinante, no dudó ni un momento sobre qué hacer. Jabín rey de los cananeos y su gente estaban siendo enjuiciados por el Eterno, ya que efectivamente el Eterno entrega a los israelitas en manos de los cananeos para recibir corrección por haberse apartado de la Toráh, pero éstos hombres que sólo eran instrumentos para corregir a Israel terminaron por oprimirlos más de lo permitido, claro que además del pasado de éste linaje en algún momento debían recibir su juicio. El momento llegó en tiempos de Débora y Barak, pero definitivamente el Eterno usó a Yael para concluir con el juicio al pueblo cananeo.

 

Yael engañó a Sísara, pero Sísara había huido, era un fugitivo de guerra, Yael lo sabía, estaban en guerra, y todos sabían que el Eterno había ya juzgado a Jabín y su ejército en manos de Israel. Así que Yael tuvo que actuar, Sísara pidió pan y Yael le dio leche, pero ¿por qué leche? Está comprobado que la leche tiene un efecto sedante debido a un aminoácido que contiene, un médico lo explica así:

 

El triptófano es un aminoácido esencial (componente básico de las proteínas) necesario para la formación de melatonina y serotonina. Ambos neurotransmisores participan del ciclo del sueño. En la dieta, el triptófano se encuentra en alimentos tan variados como la leche, los plátanos, la carne o el pescado. La leche tiene un aminoácido llamado Triptófano que incrementa los niveles de Serotonina y Melatonina lo que disminuye la actividad cerebral.

 

El calcio de la leche relaja los músculos contraídos por causa de un día agitado. El triptófano de la leche tiene un efecto sedante y calcio, que ayuda a que el cerebro utilice el triptófano.

 

Mucha astucia! Yael sabía el “secreto” de la leche, así no haciendo uso de la fuerza sino de la sabiduría Yael terminó haciendo justicia al pueblo que oprimió a Israel por 20 años!

 

A Yael la podemos comparar con Rajab (Rahab), ambas extranjeras (lo más seguro en el caso de Yael) arriesgaron sus vidas por contribuir a la victoria de los que no eran de su propio pueblo, ayudando a los israelitas a quienes en ambos casos era evidente que el Eterno había otorgado la victoria sobre sus enemigos.

 

Por qué si aparentemente Yael actuó con engaño trayendo a Sísara a su tienda pero con la intención de matarlo aún así Débora la llama bendita entre las mujeres?

 

Jueces 5:1   Cántico de Débora y de Barac

Aquel día cantó Débora con Barac hijo de Abinoam, diciendo: 6  En los días de Samgar hijo de Anat,

En los días de Jael, quedaron abandonados los caminos,  Y los que andaban por las sendas se apartaban por senderos torcidos. (cada quien hacía como bien le parecía, sin embargo habían aún justos delante del Eterno, como Samgar y Yael)

7  Las aldeas quedaron abandonadas en Israel, habían decaído, Hasta que yo Débora me levanté, Me levanté como madre en Israel. 20  Desde los cielos pelearon las estrellas;  Desde sus órbitas pelearon contra Sísara. (El Eterno peleó por Israel, Él mismo inspiró a Yael a actuar)

23  Maldecid a Meroz, dijo el ángel del Eterno;  Maldecid severamente a sus moradores,  Porque no vinieron al socorro del Eterno,  Al socorro del Eterno contra los fuertes. 24  Bendita sea entre las mujeres Jael,  Mujer de Heber ceneo; Sobre las mujeres bendita sea en la tienda. 25  El pidió agua, y ella le dio leche;  En tazón de nobles le presentó crema. 26  Tendió su mano a la estaca, Y su diestra al mazo de trabajadores, Y golpeó a Sísara; hirió su cabeza,  Y le horadó, y atravesó sus sienes. 27  Cayó encorvado entre sus pies, quedó tendido;  Entre sus pies cayó encorvado;  Donde se encorvó, allí cayó muerto. 28  La madre de Sísara se asoma a la ventana,  Y por entre las celosías a voces dice:  ¿Por qué tarda su carro en venir?  ¿Por qué las ruedas de sus carros se detienen?  29  Las más avisadas de sus damas le respondían,  Y aun ella se respondía a sí misma: 30  ¿No han hallado botín, y lo están repartiendo? A cada uno una doncella, o dos;(alegoría de cómo la madre de Sísara estaría preocupada por su hijo, creyendo que en su tardanza debería estar repartiendo el botín de la batalla, tomando cautivas a una mujer o dos como acostumbraban ese tipo de hombres, a tomar a las mujeres y usarlas, pero esto el Eterno no lo permitió usando como instrumento a Yael).

Las vestiduras de colores para Sísara,  Las vestiduras bordadas de colores;  La ropa de color bordada de ambos lados, para los jefes de los que tomaron el botín. 31  Así perezcan todos tus enemigos, oh Eterno; Mas los que te aman, sean como el sol cuando sale en su fuerza. Y la tierra reposó cuarenta años.

Yael actuó en pro de la justicia. El Eterno ya había juzgado a Jabín y su ejército, así que si Yael hubiera apoyado a Sísara y hubiera mentido escondiéndole en su tienda de todos modos hubiera actuado engañosamente, mintiendo a quienes del pueblo de Israel preguntaran por Sísara y poniéndose a favor de los malvados y no de quien estaba haciendo justicia a Israel que es el Todopoderoso, igual que en el caso de la mujer que mató a Abimelec hijo de Gedeón/Yerubaal (Jueces 9), mujeres que definitivamente fueron parte e instrumento del Eterno para aplicar la justicia y retribución a quienes abusaron de su “permiso” para corregir a Israel comportándose de manera hostil, y de la misma manera el Eterno entregó en manos de la “debilidad” a los fuertes guerreros extranjeros, llevándolos a la vergüenza de haber terminado el hombre “fuerte” en manos de una “débil” mujer.

 

 

 

 


~El Lado Femenino De La Biblia~

www.elladofemeninodelabiblia.org